Banquetes Duxelles

Consejos | Trucos | Comentarios

Qu Es Un Gran Banquete?

De Wikipedia, la enciclopedia libre Abadía de Aldersbach, Baviera . Mirad, la comida está a punto, venid La Parábola del banquete nupcial o del Gran banquete o del Matrimonio del hijo del Rey es una parábola narrada por JESÚS en el Nuevo Testamento , que se encuentra en Mateo ​ y Lucas ​ 14:15-24. No se debe confundir con la parábola de los invitados a la boda , ​ narrada en Lucas, que precede a esta.
Comentario – A lo largo de estos domingos, hemos escuchado algunas parábolas que hacen referencia al rechazo que el pueblo, en sus dirigentes, da a la llamada de Dios. Hoy encontramos la última parte de esta sección. De hecho, este texto evangélico posee dos parábolas con una enseñanza distinta pero que tienen un punto en común: el rechazo y la no conversión.

Veamos: 1ª Parábola: Nos ubica en un contexto de bodas, el rey celebra la boda de su hijo. Recordemos que, en el Antiguo Testamento, una figura utilizada para hablar de la relación de Dios con su pueblo es la figura matrimonial, bajo la cual se enfatiza que, a pesar de la infidelidad del pueblo, Dios permanece fiel a sus promesas.

En esta parábola, el rey representa al Padre quien prepara el banquete de bodas del Hijo con su pueblo. A este respecto, tengamos presente que, el «banquete» o la «comida» en varias culturas es un gran medio para expresar la amistad y la intimidad que, en un sentido teológico, significa el encuentro con Dios.

  1. Por otra parte, los servidores que van al encuentro de las personas invitadas, representan a los profetas, quienes recibirán el rechazo e incluso el maltrato y la muerte.
  2. Los nuevos invitados provenientes de diversos lugares expresan la conformación del nuevo pueblo que es congregado, es decir, la Iglesia.2ª Parábola: Enmarcada por el rey que observa a los invitados, quien nota que uno de ellos no llevaba «el traje de boda».

El desenlace es trágico, pero con una enseñanza: no es suficiente haber sido llamados y convocados a la fiesta, se necesita del vestido que, da a entender el cambio de mentalidad, es decir, la conversión. En otras palabras, el Bautismo que incorpora a la persona al nuevo pueblo requiere conversión constante, representada simbólicamente en el «vestido de fiesta».

«Sin cambio de hábito, es decir, sin la conversión del corazón de las costumbres pasadas, sin una nueva personalidad, no se puede participar del banquete de la comunión con Dios» (Card. Gianfranco Ravasi). ¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis.

Visita revista.desdelafe.mx o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775
En el contexto de Lucas, son los gentiles o paganos. A ellos también se les invita a sentarse a la mesa y alegrarse con el gran banquete. De esta manera, en el banquete de la parábola de Jesús todos se sientan en la misma mesa: judíos y paganos.
EXPOSICIÓN – En respuesta, Jesús declaró el gran mandamiento como: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y ​​con toda tu mente» (Mateo 22:37). Este mandamiento está tomado de Deuteronomio 6:5, conocido como el Shemá, que los judíos devotos recitaban dos veces al día e incluso inscribían en los marcos de las puertas.

  1. Jesús citó este versículo para enfatizar que el último mandamiento es amar a Dios de todo corazón, dedicando cada aspecto de nuestro ser a Él y haciéndolo nuestra principal prioridad.
  2. Se le preguntó a Jesús sobre el mandamiento más grande, pero continuó mencionando un segundo: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo» (Mateo 22:39).

Esto es un call tratar a los demás con el mismo amor y respeto con el que nos gustaría ser tratados. Además, este segundo mandamiento está íntimamente relacionado con el primero, porque es imposible amar verdaderamente a Dios sin amar a nuestro prójimo.

En las palabras de Juan, «Si alguno dice: ‘Amo a Dios’, y aborrece a su hermano, es mentiroso; porque el que no ama a su hermano a quien ha visto cano ame a Dios a quien no ha visto» (1 Juan 4:20). Jesús también enfatizó que Sus seguidores serán conocidos por su amor mutuo. Él dijo: «En esto conocerá todo el mundo que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros» (Juan 13:35).

Jesús dijo además: «De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas» (Mat.22:40). La esencia de todos los mandamientos radica en amar a Dios y amar a los demás. Los otros mandamientos sirven como aplicaciones de estos mandamientos fundamentales.
El tema central en El banquete de Platón es el amor. Es él quien inspira la búsqueda de la verdad y el intento por lograr la inmortalidad, dice Sócrates, el personaje central del texto. Antes de formular esta conclusión, los participantes del simposio (bacanal) discuten sobre la esencia del amor.
Para entrar en el banquete del reino, ‘no es suficiente con haber aceptado la invitación’, ‘ es necesario un estilo de vida que ponga en práctica las enseñanzas de Jesús ‘. Hombre Nuevo. Gálatas 3,27: ‘Porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo’.
1. Jesús presenta la parábola del sembrador y explica por qué utiliza parábolas. – Lean y analicen Mateo 13:1–17. • Cuando las multitudes se juntaron en la playa, Jesús «les habló muchas cosas por parábolas» (Mateo 13:3). ¿Qué es una parábola? (Una historia simbólica que enseña las verdades del Evangelio al compararlas con cosas terrenales.) ¿Cuál dijo Jesús que era su propósito al enseñar con parábolas? (Enseñar Su mensaje a Sus discípulos y, simultáneamente, ocultárselo a los incrédulos.

  1. Véase Mateo 13:10–13.) Pida a un miembro de la clase que lea en voz alta la parábola del sembrador (Mateo 13:3–8), y a los demás alumnos que sigan la lectura, recordando que los objetos y las acciones de los personajes de la parábola representan verdades del Evangelio.
  2. ¿Qué impide que germinen las semillas que caen junto al camino? (Véase Mateo 13:4.

Escriba en la pizarra Semillas junto al camino: comidas por pájaros .) • ¿Por qué se marchitan las semillas que caen en pedregales? (Véase Mateo 13:5–6; Lucas 8:6. Escriba en la pizarra Semillas en pedregales: no tienen raíz .) • ¿Qué sucede cuando algunas semillas caen entre espinos? (Véase Mateo 13:7.

  1. Escriba en la pizarra Semillas entre espinos: ahogadas por espinos .) • ¿Qué sucede con las semillas que caen en buena tierra? (Véase Mateo 13:8.
  2. Escriba en la pizarra Semillas en buena tierra: dan fruto .) Deje en la pizarra las palabras que haya escrito y explique que en unos momentos hablarán de las verdades que éstas representan.

• ¿Qué reacción podrían tener las personas al escuchar esta parábola sin conocer la explicación de su significado? (Algunas personas quizás se frustrarían por no comprenderla; otras tal vez la entiendan pero pueden pensar que no se aplica a ellas; y otras quizás mediten en ella y hagan preguntas hasta comprenderla y saber cómo aplicarla a su propia vida.) • ¿Qué invitación extendió Jesús después de presentar la parábola del sembrador? (Véase Mateo 13:9.) ¿Qué piensan que significa la palabra oír en esta invitación? ¿Qué significa ver y no percibir, y oír pero no entender? (Véase Mateo 13:13–15.) El profeta José Smith dijo: «la multitud no recibió sus palabras porque no quisieron ver con sus ojos ni oír con sus oídos; no porque no podían ni porque no tenían el privilegio de ver y oír, sino porque sus corazones se hallaban henchidos de iniquidad y abominaciones la razón precisa porque la multitud no recibió una explicación de sus parábolas fue la incredulidad» ( Enseñanzas del Profeta José Smith , comp.
Tipos de banquetes –

    Banquetes sacrificiales. En las culturas antiguas estaban dedicados a hacer ofrendas o sacrificios de animales , como las hecatombes o los sacrificios religiosos de la Grecia Antigua . Una parte del animal era ofrecido a la divinidad y la otra consumida por los presentes. Banquetes funerarios dedicados a compartir entre familiares y amigos el último recuerdo común de la persona que ha muerto. Los romanos celebraban un banquete público durante las fiestas saturnalia . Banquete de bodas o banquete nupcial, extendido por todas las culturas de la tierra, en el que se congregan familiares y amigos de ambos cónyuges durante la celebración del matrimonio. En algunas sociedades, se celebra el paso de una joven de la niñez a la adultez como una especie de rito de iniciación. Como en México , donde las jóvenes ofrecen un banquete en la fiesta de los quince años . En algunas culturas, el banquete se celebra entre los miembros de las pequeñas comunidades en torno a una barbacoa : el khorovats celebrado por los armenios o las barbacoas turcas . Banquetes familiares tradicionales, como la cena de Acción de Gracias estadounidense. Banquetes que conmemoran ritos religiosos como la cena de Nochebuena y la comida de Navidad en la tradición cristiana, el Séder de Pésaj en la tradición judía, o el Dziady , un festival eslavo para conmemorar a los muertos.

Para empezar, la presencia de Jesús en un banquete de bodas fue interpretada por muchos como el momento de la institución del Sacramento del matrimonio, ya que Su presencia ese día y en ese lugar santificaría la unión entre el novio y la novia a los ojos de Dios.
Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.
«Maestro, ¿ cuál es el principal mandamiento de la Ley? Él le respondió: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos pende toda la Ley y los profetas» Mt.
Amar a Dios, al prójimo y a uno mismo – El segundo consejero del Obispado Presidente, L. Todd Budge habla durante el devocional del Centro de Capacitación Misional de Provo, el 7 de febrero de 2023, en Provo, Utah. Mark Lineback | Mark Lineback Los dos grandes mandamientos, que se encuentran en Mateo 22:36-40 son, «amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón» y «amarás a tu prójimo como a ti mismo».

  • Dios quiere que le amemos, que amemos a nuestro prójimo y que nos amemos a nosotros mismos», dijo el obispo Budge , segundo consejero del Obispado Presidente, durante un devocional en el Centro de Capacitación Misional el 7 de febrero.
  • Para explicar cómo podemos mostrarle a Dios nuestro amor, el obispo Budge leyó Doctrina y Convenios 42:29 : «Si me amas, me servirás y guardarás todos mis mandamientos».

Amar a Dios requiere ambas cosas, servirle y guardar Sus mandamientos. Además de darse a sí mismos y servir al prójimo, los Santos pueden guardar el segundo gran mandamiento al amar a los demás tal y como Dios los ama», dijo él. «Él quiere que formemos este círculo perfecto de amor y que no excluyamos a nadie de ese círculo».
2055 Cuando le hacen la pregunta: ‘¿Cuál es el mandamiento mayor de la Ley?’ (Mt 22, 36), Jesús responde: ‘ Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Platón escribió El Banquete en el siglo IV a.C. para representar una cena entre un grupo de comensales entre los que estaba Sócrates , en la que se debatía sobre la cuestión del amor en un ambiente de alcohol, música y bailes. Está considerada una de las obras clásicas más importantes de la Antigua Atenas , y fue la más fundamental para establecer el concepto de amor platónico .

Aunque se escribió hace más de dos mil años, en una época en la que no disponían de los medios actuales para transmitir y conservar la obra, su influencia fue tan crucial en el mundo de la filosofía, la literatura y el teatro que nunca ha perdido vigencia a lo largo de todos estos siglos. El anfitrión del banquete es el poeta trágico Agatón , que celebraba su victoria en un importante concurso literario ateniense.

Con algunos de los participantes ebrios, sus lenguas estaban más sueltas para reflexionar y dialogar sobre la profundidad de los vínculos amorosos y elogiar a Eros, el dios griego del amor . La obra está narrada desde el punto de vista de Apolodoro , una especie de » groupie » y admirador apasionado de Sócrates, aunque él no estuvo presente en la cena y cuenta lo que ha escuchado sobre la misma, asegurando que conoce todos los detalles. Qu Es Un Gran Banquete El aristócrata Fedro y el estadista y militar Alcibíades son otros de los comensales de esta intensa velada, en la que como no podía ser de otra forma Sócrates acapara la mayor atención con un discurso que es el motivo central de la obra. En formato de diálogo platónico, el legendario filósofo explica cómo Eros conduce el amor al servir de puente entre lo mortal y lo inmortal , cómo la belleza sirve de canalizador del amor , o cómo ama personalmente a sus discípulos pero poniendo el foco en sus almas y no en sus cuerpos (de ahí surge la idea de amor platónico), para frustración de Alcibíades, que anhela fuertemente la unión carnal con el maestro Sócrates.
Lucas 14:7-24 Cuando Jesús vio que todos los invitados a la cena trataban de sentarse en los lugares de honor, cerca de la cabecera de la mesa, les dio el siguiente consejo: «Cuando te inviten a una fiesta de bodas, no te sientes en el lugar de honor.

  1. ¿Qué pasaría si invitaron a alguien más distinguido que tú? El anfitrión vendría y te diría: «Cédele tu asiento a esta persona».
  2. Te sentirías avergonzado, ¡y tendrías que sentarte en cualquier otro lugar que haya quedado libre al final de la mesa! »Más bien, ocupa el lugar más humilde, al final de la mesa.
See also:  CMo Se Escribe Catering En IngléS?

Entonces, cuando el anfitrión te vea, vendrá y te dirá: «¡Amigo, tenemos un lugar mejor para ti!». Entonces serás honrado delante de todos los demás invitados. Pues aquellos que se exaltan a sí mismos serán humillados, y los que se humillan a sí mismos serán exaltados».

Luego Jesús se dirigió al anfitrión: «Cuando ofrezcas un almuerzo o des un banquete —le dijo—, no invites a tus amigos, hermanos, parientes y vecinos ricos. Pues ellos también te invitarán a ti, y esa será tu única recompensa. Al contrario, invita al pobre, al lisiado, al cojo y al ciego. Luego, en la resurrección de los justos, Dios te recompensará por invitar a los que no podían devolverte el favor».

Al oír esto, un hombre que estaba sentado a la mesa con Jesús exclamó: «¡Qué bendición será participar de un banquete en el reino de Dios!». Jesús respondió con la siguiente historia: «Un hombre preparó una gran fiesta y envió muchas invitaciones. Cuando el banquete estuvo listo, envió a su sirviente a decirles a los invitados: «Vengan, el banquete está preparado»; pero todos comenzaron a poner excusas.

Uno dijo: «Acabo de comprar un campo y debo ir a inspeccionarlo. Por favor, discúlpame». Otro dijo: «Acabo de comprar cinco yuntas de bueyes y quiero ir a probarlas. Por favor, discúlpame». Otro dijo: «Acabo de casarme, así que no puedo ir». »El sirviente regresó y le informó a su amo lo que le habían dicho.

Su amo se puso furioso y le dijo: «Ve rápido a las calles y callejones de la ciudad e invita a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos». Después de hacerlo, el sirviente informó: «Todavía queda lugar para más personas». Entonces su amo dijo: «Ve por los senderos y detrás de los arbustos y a cualquiera que veas, insístele que venga para que la casa esté llena.
18 de septiembre de 1991 | Juan Pablo II

  • JUAN PABLO II
  • AUDIENCIA GENERAL Miércoles 18 de septiembre de 1991
  • El significado del Reino de Dios en las parábolas evangélicas
  • (Lectura: evangelio de san Mateo, capítulo 13, versículo 34-35)

1. Los textos evangélicos documentan la enseñanza de Jesús sobre el reino de Dios en relación con la Iglesia. Documentan, también, de qué modo lo predicaban los Apóstoles, y cómo la Iglesia primitiva lo concebía y creía en él. En esos textos se vislumbra el misterio de la Iglesia como reino de Dios.

Escribe el Concilio Vaticano II: «El misterio de la santa Iglesia se manifiesta en su fundación. Pues nuestro Señor Jesús dio comienzo a la Iglesia predicando la buena nueva, es decir, la llegada del reino de Dios prometido (.). Este reino brilla ante los hombres en la palabra, en las obras y en la presencia de Cristo» ( , 5).

A todo lo que dijimos en las catequesis anteriores acerca de este tema, especialmente en la última, agregamos hoy otra reflexión sobre la enseñanza que Jesús imparte sobre el reino de Dios haciendo uso de parábolas, sobre todo de las que se sirvió para darnos a entender su significado y su valor esencial.2.

Dice Jesús: «El reino de los cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo» ( Mt 22, 2). La parábola del banquete nupcial presenta el reino de Dios como una iniciativa real ―y, por tanto, soberana ― de Dios mismo. Incluye también el tema del amor y, con mayor propiedad, del amor nupcial: el hijo, para el que el padre prepara el banquete de bodas, es el esposo.

Aunque en esta parábola no se habla de la esposa por su nombre, las circunstancias permiten suponer su presencia y su identidad. Esto resultará más claro en otros textos del Nuevo Testamento, que identifican a la Iglesia con la Esposa ( Jn 3, 29; Ap 21, 9; 2 Co 11, 2; Ef 5, 23-27.29).3.

Por el contrario, la parábola contiene de modo explícito la indicación acerca del Esposo , Cristo , que lleva a cumplimiento la Alianza nueva del Padre con la humanidad. Ésta es una alianza de amor, y el reino mismo de Dios se presenta como una comunión (comunidad de amor), que el Hijo realiza por voluntad del Padre.

El «banquete» es la expresión de esta comunión. En el marco de la economía de la salvación descrita por el Evangelio, es fácil descubrir en este banquete nupcial una referencia a la Eucaristía: el sacramento de la Alianza nueva y eterna, el sacramento de las bodas de Cristo con la humanidad en la Iglesia.4.

  • A pesar de que en la parábola no se nombra a la Iglesia como Esposa, en su contexto se encuentran elementos que recuerdan lo que el Evangelio dice sobre la Iglesia como reino de Dios.
  • Por ejemplo, la universalidad de la invitación divina: «Entonces dice a sus siervos (.): «a cuantos encontréis, invitadlos a la boda» ( Mt 22, 9).

Entre los invitados al banquete nupcial del Hijo faltan los que fueron elegidos en primer lugar: esos debían ser huéspedes, según la tradición de la antigua Alianza. Rechazan asistir al banquete de la nueva Alianza, aduciendo diversos pretextos. Entonces Jesús pone en boca del rey, dueño de la casa: «Muchos son llamados, mas pocos escogidos» ( Mt 22, 14).

En su lugar, la invitación se dirige a muchos otros, que llenan la sala del banquete. Este episodio nos hace pensar en otras palabras que Jesús había pronunciado en tono de admonición: «Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos, mientras que los hijos del reino serán echados a las tinieblas de fuera» ( Mt 8, 11-12).

Aquí se observa claramente cómo la invitación se vuelve universal: Dios tiene intención de sellar una alianza nueva en su Hijo, alianza que ya no será sólo con el pueblo elegido, sino con la humanidad entera.5. El desenlace de esta parábola indica que la participación definitiva en el banquete nupcial está supeditada a ciertas condiciones esenciales.

  • No basta haber entrado en la Iglesia para estar seguro de la salvación eterna: «Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de bodas?» ( Mt 22, 12), pregunta el rey a uno de los invitados.
  • La parábola, que en este punto parece pasar del problema del rechazo histórico de la elección por parte del pueblo de Israel al comportamiento individual de todo aquel que es llamado, y al juicio que se pronunciará sobre él, no especifica el significado de ese «traje» Pero se puede decir que la explicación se encuentra en el conjunto de la enseñanza de Cristo.

El Evangelio, en particular el sermón de la montaña, habla del mandamiento del amor, que es el principio de la vida divina y de la perfección según el modelo del Padre: «Sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial» ( Mt 5, 48). Se trata del «mandamiento nuevo» que, como enseña Cristo, consiste en esto: «Que como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros» ( Jn 13, 34).

Por ello, parece posible colegir que el «traje de bodas», como condición para participar en el banquete, es precisamente ese amor. Esa apreciación es confirmada por otra gran parábola, de carácter escatológico: la parábola del juicio final. Sólo quienes ponen en práctica el mandamiento del amor en las obras de misericordia espiritual y corporal para con el prójimo, pueden tomar parte en el banquete del reino de Dios: «Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del reino preparado para vosotros des de la creación del mundo» ( Mt 25, 34).6.

Otra parábola nos ayuda a comprender que nunca es demasiado tarde para entrar en la Iglesia. Dios puede dirigir su invitación al hombre hasta el último momento de su vida. Nos referimos a la conocida parábola de los obreros de la viña: «El reino de los cielos es semejante a un propietario que salió a primera hora de la mañana a contratar obreros para su viña» ( Mt 20, 1).

  • Salió, luego, a diferentes horas del día, hasta la última.
  • A todos dio un jornal, pero a algunos, además de lo estrictamente pactado, quiso manifestarles todo su amor generoso.
  • Estas palabras nos traen a la memoria el episodio conmovedor que narra el evangelista Lucas sobre el «buen ladrón» crucificado al lado de Cristo en el Gólgota.

A él la invitación se le presentó como una manifestación de la iniciativa misericordiosa de Dios: cuando, a punto de expirar, exclamó: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino», oyó de boca del Redentor-Esposo, condenado a morir en la cruz: «Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso» ( Lc 23, 42-43).7.

Citemos otra parábola de Jesús: «El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo que, al encontrarlo un hombre, vuelve a esconderlo y, por la alegría que le da, va, vende todo lo que tiene y compra el campo aquel» ( Mt 13, 44). De modo parecido, también el mercader que andaba buscando perlas finas, «al encontrar una perla de gran valor, va, vende todo lo que tiene y la compra» ( Mt 13, 45).

Esta parábola enseña una gran verdad a los llamados: para ser dignos de la invitación al banquete real del Esposo es necesario comprender el valor supremo de lo que se nos ofrece. De aquí nace también la disponibilidad a sacrificarlo todo por el reino de los cielos, que vale más que cualquier otra cosa.

  1. Ningún valor de los bienes terrenos se puede parangonar con él.
  2. Es posible dejarlo todo, sin perder nada, con tal de tomar parte en el banquete de Cristo-Esposo.
  3. Se trata de la condición esencial de desprendimiento y pobreza que Cristo nos señala, junto con las restantes, cuando llama bienaventurados a «los pobres de espíritu», a «los mansos» y a «los perseguidos por causa de la justicia», porque «de ellos es el reino de los cielos» (cf.

Mt 5, 3.10); y cuando presenta a un niño como «el mayor en el reino de los cielos»: «Si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos» ( Mt 18, 2-4).8.

  1. Podemos concluir, con el Concilio Vaticano II, que en las palabras y en las obras de Cristo, especialmente en su enseñanza a través de las parábolas, «este reino ha brillado ante los hombres» ( , 5).
  2. Predicando la llegada de ese reino, Cristo fundó su Iglesia y manifestó su íntimo misterio divino (cf.

, 5).

  1. Saludos
  2. Amadísimos hermanos y hermanas:
  3. Deseo dirigir mi cordial saludo a todos los peregrinos de lengua española procedentes de España y de América Latina.

De modo particular saludo al grupo de sacerdotes de la arquidiócesis de Morelia (México), que celebran sus Bodas de Plata Sacerdotales; así como al numeroso grupo de Legionarios de Cristo y al nuevo grupo de sacerdotes del Colegio Mexicano, que inician sus estudios en Roma.

Pido al Señor que siempre seáis fieles e incansables trabajadores en su viña. Igualmente me es grato dar la bienvenida a un grupo de parlamentarios, autoridades regionales y otros peregrinos de Chile, entre ellos los del movimiento de Schoenstatt, presentes en Roma, en este día de su Fiesta Nacional.

En esta particular circunstancia elevo mi plegaria a Dios por el bienestar y la paz del querido pueblo chileno. Entre los grupos españoles quiero saludar a los feligreses de la Insigne Colegiata de Gandía, de Valencia, que conmemoran el cincuenta aniversario de fundación de la Acción Católica, así como a los miembros del Coro «Francisco Salinas» de Salamanca.
3. ¿Cuánto tiempo debe durar el banquete? – La hora de la comida es una de las más esperadas por los invitados, lo sabemos. Sin embargo, es importante estipular un tiempo adecuado para el banquete. Este encuentro no debería durar más de 2 horas ni menos de 1 hora. ¡Hay que dejar tiempo para el resto de la celebración!
Jesús explica la parábola del banquete de bodas En la parábola del banquete de bodas en Mateo 22, podemos ver al hijo del rey, el novio. El hijo del rey indica a Jesús, que vino como el Hijo de Dios, y los invitados representan a los santos que entrarán en el reino de los cielos al recibir a Jesús.
La Parábola de la gran cena • Sermon • Submitted 4 years ago Dios en su infinito amor y en su generosidad, ha abierto la puerta a la salvación por medio del Señor Jesucristo y a convidado a todos los hombre. Sin embargo deliveradamente el hombre a escogido rechazar esta invatación poniendo siempre cualquier tipo de excusa absurdas.

See also:  Me Trae Cacheteando Las Banquetas?

El resultado de estas excusas será la condenación eterna del pecador por su negativa a la oferta de Dios. Lc 14.15 Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.18 Y todos a una comenzaron a excusarse.

El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses.20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor.

Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.22 Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar.23 Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena.

Aquella tarde durante la comida en casa de aquel fariseo, Jesús aprovecho toda oportunidad para confrontar la falsa religión de estos hombres, pero el no se quedo ahí simplemente, sino que abrió para ellos una luz de esperanza a sus perdidos corazones a través de la luz de Evangelio.

Sin lugar a dudas Jesús es el maestro por excelencia y en su conocimiento aún en medio de una atmósfera de cierta hostilidad contra el, siempre encontraba la forma precisa para enseñar a otros las verdades celestiales. Mt 13:10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? 11 El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado .12 Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.

( Los fariseos a pesar que tenían la palabra en sus manos estaban imposibilitados para ver a causa de la dureza de sus corazón.) Parábola = Narración breve para ilustrar una verdad mediante una comparación extraída de la vida corriente. Jesús terminó la enseñanza para con los invitados a la comida, haciendo referencia al la recompensa y a la resurrección de los justos, por lo que los fariseos entendieron claramente que Jesús estaba hablando de la vida eterna.

Para ellos, el ganar esa resurrección era su suprema esperanza. Creían que por soportar y llevar a cabo minuciosamente y con todo rigor las tradiciones y su sistema religioso, les permitiría acceder a esa resurrección. Y es precisamente eso lo que llego a uno de los convidados de la mesa a manifestarse al respecto.

Lc 14.15 Oyendo esto (la resurrección de los muertos) uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios. Es posible que este hombre era de aquellos que cuando escuchan el evangelio y se habla de cielos, son los primeros que se entusiasman y les gusta (oír predicaciones, ir a las iglesias, ayudar en las causas sociales) , pero que no pasan de ahí.

Los fariseos habían visto en la Escrituras (AT), como hay una promesa de Dios que describe la resurrección de los justos como un magnifico banquete en la presencia de Dios. Is 25.6 Y Jehová de los ejércitos hará en este monte a todos los pueblos banquete de manjares suculentos , banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos purificados .7 Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones.8 Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.9 Y se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación .

Este hombre tenía en su mente, que con su religión muerta en si misma, le alcanzaría para llegar a participar del banquete del gran día del Señor. Por ello ese hombre se dice a si mismo y a los que estaban con el en la mesa «Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios» .

  1. La falsa seguridad que les otorgaban sus obras, los hacía creer que eran merecedores de participar en esa resurrección y de ocupar los primeros lugares.
  2. Muchos al creer que son moralmente buenos (padres, esposos, hijos, ciudadanos, etc), piensan que cuando mueran irán al cielo.
  3. Que ahí recibirán la recompensa a todas sus buenas acciones que hicieron en la tierra.

Basan su seguridad en si mismo y en sus méritos propios y no en la obra de Jesús. Ro 3.23 por cuanto todos pecaron , y están destituidos de la gloria de Dios, Sin embargo el evangelio, nos muestra claramente, que no importan nuestros méritos, recursos, obras, todos los hombres no pueden acceder a estar en la presencia de Dios (no hay justo ni aún uno) sin la obra de Cristo Jesús.

Diluir la predicación para hacerla más atractiva para las personas, es deshonrar a Dios y su palabra. Jesús nunca alentó ni permitió que quienes le escuchaban, albergaran falsas esperanzas en las cosas que les producían «seguridad» (moralidad, religión, obras, legalismo, etc.). Uso una parábola, para enseñarles a los oyentes, quienes son aquellos que participaran de la resurrección de los justos.16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena , y convidó a muchos.

Una cena es un evento muy importante en la sociedad del siglo I. (presidente de Mexico hiciera una cena muy grande he invitara a muchos) El hombre que hizo la invitación, era un hombre poderoso económicamente, porque Jesús nos dice que hizo un » gran cena «, (abundancia de comida, bebida, comodidad) y la hizo para un gran numero de personas .

Esto muestra su generosidad como anfitrión. El hombre de la parábola representa a Dios, el ya ha preparado un gran cena. Ap 19.9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero . Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. Dios ha preparado la Bodas donde la novia (iglesia), se unirá por la eternidad con el esposo (Cristo).

Debemos ver la generosidad de Dios, pues la invitación a participar de sus gracia es amplia. DHH Tit 2.11 Pues Dios ha mostrado su bondad , al ofrecer la salvación a toda la humanidad.1 Ti 2.3 Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

  1. La generosidad de Dios para con los hombres esta extensa , que el quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento.
  2. Solo el evangelio tiene todo lo que el pecador necesita para ser salvado.
  3. La paz para con Dios , el perdón de todos nuestros pecados, el que la Justicia de Jesús nos sea imputada , y el la seguridad sobre la muerte que Cristo ha vencido , es la abundante provisión que Dios nos ha dado , con su gracia.17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.

Una invitación a un evento de esta importancia, se hacía en dos etapas ; la primera se hacía con mucha antelación, para que se dijera si se aceptada. Como no se daba la hora (como en la invitaciones de ahora) ; cuando llegaba el día y estaba todo preparado, entonces en una segunda etapa se volvía a llamar a los invitados otra vez por medio de los siervos de la casa.

Cuando los invitados llegaban a la cena ya no había nada más que hacer, ya todo estaba listo, ya solo tenían que gozar de la invitación. Dios había escogido al pueblo de Israel, para que por medio de ellos , el mensaje de la llegada del Mesías fuera anunciada a otros pueblos. Los israelitas eran representaban a esos convidados a la mesa.

Los primeros que fueron invitados a participar de la salvación de Dios. Ellos no tenían que ganarse nada , no tenía que seguir sus rigurosas reglas y tradiciones como si ese fuera el camino a la salvación, simplemente ellos tenía que poner su fe para salvación y perdón de pecados en Cristo, para recibir la gracia de Dios.

Es Dios quien nos invita a participar de su Salvación. Es el quien nos invita, nos llama, es quien nos invita a participar de la gracia de su Salvación. Jn 6.37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera . No se trata de que nosotros hagamos esto, o lo otro para ser más agradables a Dios, para que el nos vea mejor, Dios nos acepta por medio de la obra de Su Hijo, el Señor Jesucristo, no hay obras adicionales que hacer.

Cuando Jesús dijo en el calvario » Consumado es «, estaba diciendo que el pago completo por nuestra salvación estaba efectuado , que la provisión de gracia para el pecador era más que suficiente para su salvación, Cristo es nuestra suficiencia.18 Y todos a una comenzaron a excusarse .

Sin embargo, y a pesar de que haber aceptado la invitación en primera instancia, luego la rechazaron todos al unísono . (era un grave insulto contra el anfitrión). Todas excusas son absurdas, ninguna de ellas justificaba el insulto que representaba dejar una mesa servida. ¿Quien en su sano juicio rechazaría ir a un evento de tanta importancia? ¿Usted lo haría si el presidente lo invitara? Nos muestra que fácil es entrar excusas para rechazar aun la bondad más grande.

Excusa = Razón o argumento que se da para justificar una cosa, en especial una falla , un error o una falta o para demostrar que alguien no es culpable o responsable de algo. Simplemente estos hombres encontraron la forma de inventar evasivas . Los judíos recibieron la invitación de parte del Señor a la salvación y simplemente la rechazaron.

Jn5.40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida. Dios llama en cada oportunidad al pecador a que se arrepienta de sus pecados y se vuelva a el, pero es simplemente las personas las que rechazan el mensaje del evangelio.18b El primero dijo: He comprado una hacienda , y necesito ir a verla ; te ruego que me excuses.

¿No era de Noche?, ¿No podía ir a la cena y después ir a ver la haciendo, no se iba a mover? ¿Quien compra algo sin ver? Era un hombre acaudalado, porque había comprado una hacienda, ¿no podía enviar a alguno de sus siervos por él a la hacienda si tanto le urgía verla? Su excusa es absurda, simplemente no quiso ir.

Esto sucede cuando dejamos que los negocios, los afanes y lo que el mundo nos ofrece se establezca por encima de Dios. ¿Cuantas veces dijiste, no voy a la reunión hoy porque tengo trabajo, porque ahora tengo un negocio nuevo que no puedo cerrar. Tu matrimonio no anda muy bien, pero nunca viniste al taller porque estabas muy ocupado.

Tan ocupado que no te queda tiempo ni para Orar, para leer tu Biblia, para involucrarte activamente en la asamblea, etc.19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos ; te ruego que me excuses. En ese tiempo no había energía eléctrica, ¿como Iba ir al campo a arar con sus bueyes sin luz? Tener una yunta de bueyes era como tener un tractor , entonces no tenía ni 1 ni dos no tres sino 5 yuntas que acababa de comprar, eso quiere decir que tenía recursos.

  1. ¿Porque no mando a alguno de sus siervos a probar las yuntas de bueyes, y el asistir a la cena?, ¿No sabía si los animales era buenos para trabajar y aún así los compro?.
  2. Debemos tener cuidado que lo novedoso no tome el lugar de Jesús en nuestra vida .
  3. Cuando llega algo nuevo a nuestra vida (un auto, un trabajo, una relación sentimental, etc.) nos ocupa tanto que nos olvidamos de Jesús.
See also:  De Que Trata El Banquete?

Antes venías a la reunión los domingos, pero ahora te vas a la playa con la familia, porque hay que aprovechar el único día que tienes de descanso con ese trabajo nuevo. No hay nada de malo que con que lleguen cosas nuevas legitimas a nuestra vida , pero hay un peligro de quedar atrapado en ellas , de tal forma que dejemos a un lado el lugar que Jesús debe tener en nuestra vida.20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.

  • A diferencia de los otros dos, la negativa del tercer es más tajante y grosera .
  • Una recién casado estaba por ley autorizado a no trabajar el 1er año de matrimonio para complacer a su esposa, pero eso no le impedía cumplir con eventos sociales.
  • Que esposa no hubiera estado encantada de asistir a esa tan importante cena a la cual habían invitado a su esposo.

Se había casado recientemente, y el matrimonio es algo bueno, es el diseño de Dios para el hombre y la mujer. Nunca debemos perder de vista que las cosas buenas son un favor de Dios, y estas no deberían llevarnos a olvidarnos de el. El reino de Dios no es algo coercitivo, no es represor, al contrario, deberíamos verlo como una celebración de alegría y gozo .

El cristiano no tiene prohibido ningún placer sano, su vida una constante celebración de alegría y gozo. La familia es maravillosa, es un regalo de Dios, el matrimonio, los hijos, todas estas cosas son bendiciones de Dios, pero poner todas estas cosas por encima de Dios de tal forma que nos olvidemos de el, es una tragedia.

Mt 10:37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; 38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. Un creyente verdadero encontrar oposición en el hogar, cuando haya no creyentes en casa.

  1. La lealtad y el compromiso con Cristo no debe estar supeditado a quedar bien con la familia.
  2. El costo de ser discípulo de Jesús es que habrá momentos de tensión lucha, y cierta hostilidad aun con la propia familia.
  3. Ninguna de las excusas resulto validad al final , solamente fueron argumentos con el fin de justificarse .

No fueron simplemente por la falta de voluntad de ellos de participar de aquella cena. Lc 13.34 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos , como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste! No es que la gente no conozca del evangelio, no es que no le hayan hablado no no haya escuchado, sino es la falta de voluntad de aceptar la invitación de Dios a participar de su mesa.21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor.

  • Mira Señor, todos los invitados decidieron no asistir) Entonces enojado el padre de familia , dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.
  • Aquel generoso hombre, fue groseramente despreciado por todos sus invitados.

Todos encontraron algo mejor que asistir a la cena. Estos primero invitados representan al pueblo de Israel , a quienes en primera instancia las nuevas del evangelio les fueron presentadas, pero que decidieron rechazarlas. Jn 1.11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron .

Los líderes de la nación, fueron los primeros en rechazar a Jesús, en no aceptar el mensaje, Ellos rechazaron el Evangelio. Ellos quienes debían enseñar al pueblo sobre el Mesías lo rechazaban, e intentaron asesinarlo, hasta conseguirlo. Quien decide rechazar el mensaje del evangelio, simplemente esta despreciando la invitación directa del Creador del universo y esta trayendo condenación sobre si mismo.

Jn 3.18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Hay indagación de Dios para con aquellos que rechazan el evangelio, aquellos que desprecian su bondad y longanimidad.

  • El abuso de la misericordia de Dios dará como fruto la Ira del Cordero sobre los pecadores.
  • Ya la mesa estaba lista, los preparativos estaban todos completados, ¿acaso había de desperdiciarlo el amo? , de ninguna manera, si los invitados no quisieron venir, habría que traer a otros.
  • Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad , y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.

Hay un sentido de urgencia en la invitación . » Ve pronto, trae acá «, hay ese mismo sentido de urgencia de parte de Dios para con nosotros, debemos ir a llevar las nuevas de salvación a otros que quizá nunca lo han escuchado. Si lo invitados no quisieron venir, llama a los que están necesitados, a los que sufren a los que están imposibilitados y tráelos.

  • Venir a una fiesta de ese tipo donde no fueron invitados, no era fácil de aceptar para aquellos hombres porque generaría muchas dudas sobre la sinceridad del acto.
  • La generosidad del hombre de la parábola, muestra la generosidad de Dios, no solo es ve y diles, sino tráelos acá.
  • Dios desea que Todos los hombres se arrepienta, que ninguno perezca, que todos se salven, su generoso amor alcanza para invitar a aquellos que no estaban considerados por los judíos.

Los pobres, los mancos los cojos, los ciegos, eran para los líderes de Israel la gente que no valía nada. Los pecadores que reconocen su pobreza espiritual, sus necesidades y su pecado, y se reconocen indignos de asistir a tan sublime invitación.22 Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar.23 Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar , para que se llene mi casa.

  1. La generosidad de Dios es tan abundante que las bodas que ha preparado, tienen suficiente lugar para todos los hombres.
  2. Hoy hay +7 mil millones de personas en todo el mundo; para todos ellos hay espacio en la mesa que Dios a preparado.
  3. Aquí hay un frase que debemos tener cuidado al interpretar » fúerzalos a entrar «.

Y es que esto no tiene nada que ver con argumentos de obligarlos o torturamos para que crean el evangelio. Los convertidos a punta de violencia en la escuela (testimonio de Javier Casillas) Fúerzalos = gr 315 anankason =convencer , instar, obligar por medio de argumentos.

  1. Mediante persuasión NTV Lc 14.23 Entonces su amo dijo: «Ve por los senderos y detrás de los arbustos y a cualquiera que veas, insístele que venga para que la casa esté llena.
  2. Cuando llevamos el mensaje no lo hacemos por medio de amenazas o violencia, sino a manera de insistirles por medio de las Escrituras la necesidad de la salvación.

Es el amor que Dios tiene por los perdidos lo que nos lleva a nosotros a amarles para predicarles, para insistirles.24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena. Cuando los judíos rechazaron el evangelio, ellos perdieron la primera oportunidad de participar del banquete celestial.

  1. Pero de la misma forma, quienes desprecian la invitación de Dios a la salvación, también están bajo el juicio de Dios.
  2. Jn 3.36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida , sino que la ira de Dios está sobre él.
  3. La invitación por parte del Padre sigue vigente, aun hay tiempo, sin embargo también las excusas para participar de la cena siguen presentes hoy en día.

No hay excusa valida, si no aceptas las invitación de Dios, simplemente quedaras excluido de su mesa, y expuesto por la eternidad a su ira en el infierno. : La Parábola de la gran cena
Lucas 14:7-24 Cuando Jesús vio que todos los invitados a la cena trataban de sentarse en los lugares de honor, cerca de la cabecera de la mesa, les dio el siguiente consejo: «Cuando te inviten a una fiesta de bodas, no te sientes en el lugar de honor.

¿Qué pasaría si invitaron a alguien más distinguido que tú? El anfitrión vendría y te diría: «Cédele tu asiento a esta persona». Te sentirías avergonzado, ¡y tendrías que sentarte en cualquier otro lugar que haya quedado libre al final de la mesa! »Más bien, ocupa el lugar más humilde, al final de la mesa.

Entonces, cuando el anfitrión te vea, vendrá y te dirá: «¡Amigo, tenemos un lugar mejor para ti!». Entonces serás honrado delante de todos los demás invitados. Pues aquellos que se exaltan a sí mismos serán humillados, y los que se humillan a sí mismos serán exaltados».

Luego Jesús se dirigió al anfitrión: «Cuando ofrezcas un almuerzo o des un banquete —le dijo—, no invites a tus amigos, hermanos, parientes y vecinos ricos. Pues ellos también te invitarán a ti, y esa será tu única recompensa. Al contrario, invita al pobre, al lisiado, al cojo y al ciego. Luego, en la resurrección de los justos, Dios te recompensará por invitar a los que no podían devolverte el favor».

Al oír esto, un hombre que estaba sentado a la mesa con Jesús exclamó: «¡Qué bendición será participar de un banquete en el reino de Dios!». Jesús respondió con la siguiente historia: «Un hombre preparó una gran fiesta y envió muchas invitaciones. Cuando el banquete estuvo listo, envió a su sirviente a decirles a los invitados: «Vengan, el banquete está preparado»; pero todos comenzaron a poner excusas.

  1. Uno dijo: «Acabo de comprar un campo y debo ir a inspeccionarlo.
  2. Por favor, discúlpame».
  3. Otro dijo: «Acabo de comprar cinco yuntas de bueyes y quiero ir a probarlas.
  4. Por favor, discúlpame».
  5. Otro dijo: «Acabo de casarme, así que no puedo ir».
  6. »El sirviente regresó y le informó a su amo lo que le habían dicho.

Su amo se puso furioso y le dijo: «Ve rápido a las calles y callejones de la ciudad e invita a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos». Después de hacerlo, el sirviente informó: «Todavía queda lugar para más personas». Entonces su amo dijo: «Ve por los senderos y detrás de los arbustos y a cualquiera que veas, insístele que venga para que la casa esté llena.
2765 palabras 12 páginas El Banquete GÉNERO LITERARIO: Narrativa ESPECIE LITERARIA: Cuento TIEMPO: Pretérito TEMA: Fernando Pasamano prepara un gran banquete para dar la bienvenida al presiente con el fin de obtener grandes beneficios, pero todo fue en vano ya que el presidente fue obligado a demitir.

PERSONAJES: PERSONAJES PRINCIPALES: -Fernando Pasamano -El presidente PERSONAJES SECUNDARIOS: -La esposa de Fernando Pasamano -Los funcionarios del gobierno CONCLUSION: «El banquete» es una sátira de la corrupción política donde observamos como el hombre es capaz de todo para conseguir algún provecho.

En este cuento notamos el propósito de la moraleja, la visión negativa de la corrupción y sus ver más Así se fue acoplando al grupo de colaboradores, donde le asignaban distintos encargos extraños que él tenia que cumplir, como conseguir una docena de papagayos o adiestrar a un mono.

  1. Poco a poco fue ascendiendo hasta que lo convocaron presidente luego de diez años, pudiendo disfrutar de una renta de cinco mil dólares, casa, balnearios y así.
  2. En final el narrador cuenta que vive en la más absoluta ignorancia y si alguien le preguntara el sentido de la organización, él no sabría que responder y a lo único que se limitaría es a pintar rayas rojas en una pizarra negra, esperando los resultados que produce en la mente humana sobre toda la explicación.

La botella de chicha .PRODUCION LITERARIA: La palabra del mudo .CONTEXTO HISTORICO : 1974 .GENERO LITERARIO: Narrativo latinoamericano . FORMA DE COMPOSICIÓN: Prosa .ESPECIE LITERARIA: Cuento ARGUMENTO: El cuento la botella de chicha trata sobre la historia de un jóven que al necestar una pequeña suma de dinero decide vender una botella de chicha que hacía quince años su familia recibió de una hacienda Norteña.Él jóven condujo la botella hacia su habitación ,vertió la chicha en una pipa de barro y salió a venderla ,pero a la mitad del camino se dió cuenta de que había dejado